HISTORIA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

HISTORIA

Mensaje por Once Upon a Time el Sáb Nov 26, 2011 3:50 pm

Historia


--------------


Un malvado y cruel rey que había gobernado un largo y basto reino durante más de 50 años. Obsesionado con la inmortalidad, el ostentoso rey mando a llamar; adivinos, brujas y hechiceros, todos se congregaron para cumplir su anhelado deseo.

Pero nadie lo logro, y lleno de ira a los hombres y mujeres mágicos, en la hoguera los quemó. Las hijas e hijos de estos hombres, en el reino quedaron prisioneros, como castigo a lo que sus padres jamás lograron. La sangre mágica, inadvertidamente, atrajo al reino otras criaturas más: duendes, hadas y muchos seres más; alimentándose de la sangre de los humanos que eran sacrificados para saciar la crueldad del soberado, así ellos lograron sobrevivir, mientras el rey, sin hijos ni descendencia con su alucinación empezó a perder la cabeza.

Una noche de frío invierno, un duende rojo, sobre la cama real apareció. Hablo en trabalenguas, en un idioma que ni él mismo rey comprendió. Le ofreció un trato, a cambio de su sueño inmortal; que le entregará una hija, cuya sangre estuviera derramada en la nieve como la sangre santa de un Grimm.

Firmado el trato, el poderoso rey, mando a llamar a sus lacayos. Buscaron durante meses, en las altas colinas más allá del reino y su horizonte. Cuando se rindieron, esperando al retornar la muerte, una caravana de gitanos encontraron.

Sorprendidos, vieron como la gente de ese pueblo, peleaba con criaturas que nunca hubieron imaginado. Entre ellos observaron, cuán bella muchacha; blanca como la nieve, labios rojos como la sangre y cabello negro como el ébano. Con codicia en sus ojos, supieron que esa chica era lo que buscaban.

Arremetiendo con los pobres hombres y mujeres de la caravana, los asesinaron a sangre fría. Mientras la nieve que los rodeaba, se teñía del color rubí ante los gritos desesperados de la jovencita que habían capturado. La llevaron al rey, quién cruelmente la encerró en una torre, y se aprovechó de su inocencia, cada noche.

Atrapada en la noche, sin nada más que una ventana como su única esperanza, la joven doncella comenzó a crecer su cabello, contando con cada hebra, los días de su encierro, mientras la vida que llevaba en su vientre crecía sin recelo. En una noche cruel, entre visiones de sangre y muerte, la joven invocó a una bruja.

Conocida como Maléfica, en uno de sus muchos nombres, la hechicera se compadeció de la muchacha, y le contó los rumores que aguardaban al niño en sus entrañas. Maléfica quería venganza, con todos aquellos que a su familia habían asesinado, a cambio hizo un trato con la pobre ‘reina’. Ella lanzaría un hechizo, para que nadie tocará al niño en su vientre, ni siquiera el Mannekin, cuyo nombre no sabían decir.

A cambio, cuando el niño cumpliera dieciséis años. Con su sangre corriendo en la nieve, el malvado rey se convertiría en piedra y todos en el reino serían atrapados por encanto, para que nunca más fueran liberados. En sus desesperación, la muchacha prometió que donde el niño descansará, nadie jamás lo encontrarían, el trato fue hecho.

Cuando al muchacha dio a luz, su alma se dividió. Murió en la noche donde las rosas rojas del jardín florecieron y el niño de sus entrañas, fue llamada rosa. Cuando el malvado rey, quiso entregar a la recién nacida, el duende rojo, advirtió el hechizo, mencionando que había sido traicionado. Molesto contra el rey, le lanzo una grave maldición, jamás podría dañar a la niña con sangre de Grimm.

Enfurecido, por ser engañado, el rey oculto a la joven en la misma torre que su madre. Creció y compadeció sangre noble, sangre de Grimm, condenada a sufrir de lo que nunca fue culpable. Con los años la oscuridad creció, y la maldad del rey junto son las criaturas que habitaban sus voces se extendió.

Guerras, muertes y desolación. No había quién detuviera al rey, nadie había consuelo a su poder. Sin embargo, la tan anhelada fecha llegó, a la prisionera de la torre, Maléfica libero. Le contó lo que había sucedido y lo que debía suceder.

La bruja creía que la niña podía ceder. Siendo Grimm, su sangre la ató, dispuesta al sacrificio, cedió. Finalmente con el huso de una aguja, Maléfica pensó, en quitarle los ojos –eventualmente devorarlos- con ello su sangre y muerte finalmente los vengarían.

Pero en último segundo, la joven se asustó, retrocediendo unos pasos, pisando su largo cabello, el dedo meñique se pincho. Ante los gritos desesperados de la bruja, un nuevo hechizo se fundió. La princesa cayó dormida, mientras el palacio comenzó a ser consumido por largas hileras de espinos y rosas.

En su mente, la madre había protegido a la hija. Con su sangre Grimm, todos los seres mágicos quedarían encerrados en el reino y el rey se volvería piedra. Nadie podría entrar, nadie podría escapar, mientras la princesa durmiera.

Siglos pasaron, leyendas se olvidaron, cuentos fueron creados, y los mitos se esfumaron. Pero en las escondidas montañas de Hungría, oculto bajo la espesa nieve y la densa bruma, existe una pequeña ciudad.

Con muchos misterios que contar. Ten cuidado al entrar.

Los cuentos de hadas, a veces tienen algo de realidad.

Once Upon a Time
Administración general
Administración general

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 21/11/2011

http://once-upon-time.foroactivo.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.