Niels J. Damkjær.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Niels J. Damkjær.

Mensaje por Niels Damkjær el Dom Dic 11, 2011 9:26 pm



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



Niels Jan Damkjær.


Sobrenombre  Jan, Nie. Jan-Jan. (Si quieres un puñetazo, eso es.)
Edad  Veintitantos.
Lugar de origen  Algún lugar de Dinamarca.
Estado civil  ¿Perdona?
Ocupación  Músico... independiente.
Preferencia sexual  Heterosexual, muchas gracias.
Residencia actual  Er... ¿Qué día estás preguntando?
Avatar  Douglas Neitzke.
Raza  Cazadores.
Cuento al que pertenece  Alice in Wonderland.


Descripción psciológica


Vale, pues con esquzofrenia ni siquiera la Reina de Inglaterra es la persona más estable. Lo diagnosticaron cuando tenía catorce años «esquizofrenia desorganizada», lo que sea que eso signifique. Los días malos están llenos de halucinaciones—incluso tiene una favorita, una chica de unos doce años que le ha estado visitando desde que era joven, Dorothea, a quien Niels llama Ditte. Sabe que no es real —lo sabe, de verdad que lo sabe, pero es terriblemente difícil recordarlo cuando están hablando y Ditte le hace sonreír de verdad y lo llama «hermano». Casi siempre está hiperactivo, listo para salir corriendo como si alguien le hubiera soplado que a las tantas van a quemar el edificio pero no tiene ganas de perderse un incendio.
Es un chico de acción: le desagrada quedarse quieto por mucho tiempo. Impaciente, maleducado, insolente, con un desdén grabado bien adentro por las normas, y un sentido del humor un poco fuera de lugar que se recogija en la miseria de otros – no es un sádico, al menos no le gusta pensar que lo es, pero hace bromas malas cuando alguien tropieza y no pierde la ocasión de fastidiar a quien sea, amigo o enemigo, en una situación embarazosa. Con Niels es difícil marcar los límites porque es tan voluble que resulta desconcertante: nadie está en terreno seguro (a menos que cuentes a Ditte, que como ya hemos establecido, no existe). Le gusta mentir por el placer de ello: porque puede, porque se aburre, porque le da la gana. A veces su habla se vuelve extraña, pierde la cadencia perezosa y las palabras de barriobajero y pronunciar entrecortado, le tiembla la voz, las manos, las voces no se callan, quiere romper algo. Prefiere esconderse en algún lugar porque no soporta las miradas que casi siempre recibe.
Le cuesta concentrarse. Su atención es tan cambiante como sus ánimos, algo que le apasiona ayer puede parecerle absurdo el día siguiente. Lo único que se ha salvado de esto es la música y su guitarra, que le han acompañado desde que era un crío en alguna parte, probablemente por suerte o acierto o alguna memoria medio-enterrada. Su memoria no es la mejor pero las cosas importantes y alguno que otro detalle, se quedan, ya lo creo que se quedan. Tiene tendencias obsesivas, no sabe darse por vencido – no porque las metas sean tan importantes sino porque es divertido, pinchar a alguien hasta que se rinde y va en plan «ya, vale».
A menudo no termina sus frases. Se le va la idea a mitad de camino o tal vez ya no quiere seguir con ello pero sencillamente no lo hace. Y no le agrada hablar de sí mismo, para egocéntricos ya hay otros (una cosa que nunca le ha dado son delirios de grandeza, muchas gracias). Le cuesta atarse a alguien – emocionalmente. No tiene problemas ligando pero luego es del tipo que finge que nunca sucedió, a pesar de que si le hablan no gira la cara (eso, piensa, es para maricones). Tiene una boca sucia como un marinero y ningún miramiento en usar el vocabulario que ha aprendido por aquí y por allá.
Los abrazos y demás lo ponen nervioso. ¿Qué demonios se supone que tienes que hacer? Le gusta reírse de lo que no es gracioso pero esto ya es otro nivel. Odia tanto la incomodidad como le es posible y se mantiene bien alejado de esas tonterías. Mariconadas las justas y todo eso. La gente que le cae bien está contada con los dedos de una mano pero el hecho de que les busque deliberadamente dice un montón del Sr. Misantropía. El sarcasmo es un amigo fiel con el que ha recorrido mucho camino y lo yielde con adecuada delicadeza; lo suyo es seriedad absoluta y chistes secos.
No le gusta ocultar lo de su enfermedad—condición—cualquier mierda diplomática que están llamándole estos días—pero tampoco va por ahí diciéndolo a los cuatro vientos. A menudo lo suelta como una broma y luego, «oh no, es en serio». Es terrible siendo sutil: lo suyo es ser franco y directo y soltar noticias como bombas nucleares sin batir una pestaña. El jazz le pone, punto, pero desearía haber nacido cuando el punk era todo lo que estaba permitido escuchar en una adolescencia que mereciera el nombre.
Tiene una fijación extraña con los sombreros. No lo llamaría un fetiche, per se, pero un mal sombrero es sin lugar a dudas una porquería y un buen sombrero algo hecho por Dios. Y oh, la religión—es agnóstico y ya está. La política le aburre, la religión es para los que necesitan creer algo distinto a que cuando te mueres tu cadáver se pudre y fin de la historia... y las tragedias son graciosas. Su personalidad es adictiva: a los dieciséis tomó un cigarrillo y no ha vuelto a parar, ni siquiera ha intentado el típico «el lunes lo dejo». Para qué. Total. El alcohol está bien pero no muy seguido porque... bueno, pues porque las cosas se vuelven peor y a Niels no es como que le importe demasiado, pero tampoco es suicida. Mucho. Tal vez.



Vestuario Actual y Descripción Física


Vergonzoso pero cierto: cuando era un niño era menudo y enclenque y un día de repente pegó el estirón. Nunca perdió lo desgarbado del todo. Es alto y delgado y cuando hace calor le traiciona la piel que se llena de pecas. Su cabello es imposible. No, de verdad, imposible, resistente a todo tipo de armas y demás: nadie lo peina. Días horribles y días decentes pero a lo mejor que aspira es un flequillo que no luzca como si hubiera metido los dedos en el enchufe. (Se conforma con verse como si acabara de salir de la cama.)
Todo en él es afilado y marcado: los pómulos, la mandíbula, sus dedos. No está esquelético pero con un poquito de esfuerzo se pueden contar sus costillas. Cuando sonríe muy ampliamente se le nota un hoyuelo en la mejilla izquierda. Su nariz va un poco torcida al final, fruto de una pelea en un bar cuando acababa de dejar Dinamarca. Su piel es buena, no se broncea mucho pero tampcoo es de esos gilipollas que van por ahí como cadáveres y dan asco. Tiene un tatuaje que empieza en la nuca y le baja por la espalda, hasta el borde de su cadera: una mezcla extraña de serpiente y dragón de color rojo brillante que jura y perjura es un basilisco, pero nadie ha compartido nunca su opinión.
Para vestirse, le gustan las botas, los vaqueros y las chaquetas de cuero negro. Las camisetas viejas y deshilachadas. No daría una buena impresión ni en el infierno. Hay gente que asegura haberle visto con un collar de perro, de esos con puntas picudas. Y no está más allá de él, la verdad.



Historia



Nació en Dinamarca, en Septiembre pero ha cambiado el día muchas veces. Septiembre y ya. Su madre trabajaba como cantante en un bar y lo crió ella sola. Hubo un lío muy raro con uno de los clientes favoritos del lugar y nadie se lo dijo nunca pero Niels no es estúpido y su madre nunca mencionó a su padre. Era una mujer encantadora, de tirabuzones suaves y los mismos ojos claros de Niels, una señorita como ya no quedan. Cuando era un crío se metió en más de una pelea por defenderla. Ella fue quien le inculcó el amor por la música y quien, cuando el doctor dijo que Niels estaba «mentalmente dañado», preguntó sin parpadear, «bueno, iba a pasar tarde o temprano».
No le gusta hablar mucho de su pasado y qué más. Nació, creció, fue a la escuela, sacó grados relativamente buenos y relativamente malos hasta que las cosas se pusieron muy mal y su madre se encargó de los últimos años. Nunca fue muy sociable. Ni siquiera soñó con ir a la universidad. Intentó trabajar en el bar en que su madre lo había llevado tantas veces, pero hubo un incidente diminuto con un encendedor y unos cuantos cigarrillos que causó que lo despidieran (aunque Niels está seguro que fue porque se ligó a una de las bailarinas, precisamente de la que estaba colgado el dueño). Hizo una mochila ligera y se subió a un tren que escogió cerrando los ojos y apuntando en cualquier dirección y ha seguido así, básicamente. En Holanda un día pilló a un tipo borracho como una cuba que le habló de cuentos de hadas y exterminio y qué más y lo encontró interesante, así que mantuvo los ojos abiertos. No hay prejuicio, no hay odio, sólo un interés vago que va y viene como las olas pero nunac se marcha. Y un día, hola, Storybrooke.
(Por cierto, qué coñazo de nombre, ¿no te parece?)



Vida Anterior




Nombre Anterior  Tarrant Hightopp.
Edad  Desconocida.
Historia Vida Anterior  Le gustaba el té. Si alguien le pidiera que hablara de su vida (y se acordara) diría «me gustaba el té». Le gustaba el té y la poesía y vivía en una locura plácida en que todo era agradable y gracioso y no había preocupaciones. Un problema o dos con la ley, una decapitación o dos evitadas, pero la vida en general era buena, claro. Hasta que pasó esto y aquello y la verdad nunca había sido bueno enfocándose y si iba a molestarse en ello ¿por qué hablaría de algo así?
Datos extra 
Le gusta leer. Lo repites te mata.
Tiene talento para el dibujo pero como tantas otras cosas, lo abandonó muy rápido.
Desde que dejó su hogar no ha vuelto a dormir en el mismo lugar más de dos semanas.
Descripción  información aquí
Otra info. 
&1. Tiene un fetiche muy peculiar con los sombreros.
&2. Le gusta el limón con sal. Odia la limonada.
&3. Es alérgico a varios tipos de flores.
&4. Siempre ha preferido el té sobre el café.
&5. Cuando era un niño una vez cayó de un árbol y se fracturó la muñeca izquierda. En el frío, le duele.
&6. Le gustan los trabalenguas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Once Upon A Time


He leido las reglas y hecho mis registros.

Niels Damkjær
Cazador
Cazador

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 11/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Niels J. Damkjær.

Mensaje por Georgiana L. Wickham el Dom Dic 11, 2011 10:01 pm

Bienvenido! Diviertete en el foro


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Georgiana Logan Wickham

Georgiana L. Wickham
Grimm
Grimm

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 21/11/2011
Edad : 26
Localización : Narnia

http://www.cds-mexico.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.